Menú principal

Ambientadores naturales para la ropa

ambientadores naturales para la ropa

A todo el mundo le encanta que la ropa que tenemos en nuestro armario huela bien; aunque en el mercado contamos con suavizantes y otros productos que le proporcionan un delicado aroma, lo cierto es que no dura demasiado. Pese a todo, tenemos la oportunidad de disponer de ambientadores naturales para la ropa e incluso de hacerlos nosotros mismos.

Si optamos por ponernos manos a la obra, podremos crear fragancias mucho más acordes a nuestros gustos que los que podemos encontrar en el mercado, algo que lograremos con plantas, flores, aceites esenciales, etc., de forma que conseguiremos tener el olor que siempre nos ha gustado en nuestra ropa.

Por ejemplo, las hierbas aromáticas así como flores y plantas, colocándolas en una pequeña bolsita de gasa o tela vaporosa y atándola, se convierten en una formidable manera de tener nuestro propio ambientador natural para la ropa; podremos colocar lavanda, romero, un poco de menta o cualquier otro olor natural que nos guste, procurando retirar el contenido de la bolsa periódicamente y reemplazándolo.

Si queremos que el olor sea más intenso, aunque no demasiado, podremos guardar la bolsa en un recipiente hermético y añadirle unas gotas de esencias naturales, dejaremos el recipiente cerrado durante unos días y cuando lo saquemos el olor será más intenso e impregnará toda nuestra ropa.

Otra forma de hacer ambientadores naturales para la ropa es con las esencias naturales del producto que más nos guste, con lo que podremos crear fragancias de una manera muy sencilla. En un bote con un atomizador echaremos agua, dos cucharaditas de bicarbonato y echar unas gotas de la esencia natural que nos guste y lo removeremos bien hasta que todo esté bien mezclado.

Lo dejaremos reposar unos días y cuando queramos, podemos atomizar mediante el spray la ropa o el armario e incluso la casa si así lo deseamos, el olor será delicado y nuestra ropa tendrá un aroma muy especial que no se conseguirá con ningún suavizante o producto similar.

No hay duda de que podemos hacer un ambientador prácticamente de lo que queramos como pueden ser aromas cítricos (con el uso de cáscaras de naranja, limón, etc. así como vinagre, canela, agua y azúcar) o el conocido tándem de hierbabuena con limón, otro de los aromas cítricos más delicados.

Naturales, económicos y fáciles de hacer, ya no hace falta que gastemos más dinero en ambientadores para la ropa fabricados industrialmente, en nuestra mano está poder elegir la fragancia que más nos guste y tener el olor que siempre hemos querido para nuestra ropa.

Escribe un comentario

Puedes usar: Etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>