Menú principal

Cómo evitar la alergia al polen en tu hogar

alergia al polen

La alergia al polen es una afección muy común que se da entre la población y que adquiere su máximo auge durante la temporada de primavera. En esta época muchas personas sufren de escozor de ojos, congestión nasal, picor, goteo de la nariz, estornudos y síntomas similares. Esto es debido a los pólenes que hay en suspensión en el aire, algo que es inevitable, aunque siempre se puede evitar mediante algunas medidas sencillas. Hoy te vamos a dar una serie de consejos para evitar que este problema entre en tu hogar.

¿Cómo evitar la alergia al polen?

Lo primero que hay que hacer es saber a qué clase de polen o pólenes se tiene alergia y así poder obrar en consecuencia. Para ello lo más recomendable es la visita a un alergólogo que sea quien tras diferentes pruebas determine qué clase de polen o pólenes nos afectan.

Otra opción muy importante es conocer los niveles de polen del lugar donde vivamos. En esta web puedes ver un recuento bastante pormenorizado.

Cuidado en el hogar

Una vez conocidos estos datos, las personas afectadas deben intentar evitar realizar actividades al aire libre, sobre todo en aquellos días en los que hace más sol y/o viento, que es cuando hay un mayor índice de pólenes en suspensión. En casa es necesario mantener las ventanas cerradas para evitar que entre el polen, solamente abriremos para ventilar la casa a primera hora de la tarde, donde los índices de polen suelen ser más bajos.

La casa siempre debe estar limpia, haciendo especial hincapié en aquellas zonas como alfombras, mantas, tapizado del sofá, etc., donde se podrían acumular más fácilmente los pólenes. Durante la época en la que más polen hay, no se recomienda secar la ropa al aire libre en el tendal dado que ésta podría impregnarse de polen y lo meteríamos en casa, con las molestias que ello conlleva para las personas alérgicas.

Cuando se vaya a hacer un viaje en coche es muy recomendable subir las ventanillas pero también cerrar los conductos del aire y no utilizar ni el aire acondicionado. Si hace demasiado calor o se va a hacer un viaje largo, una opción es la instalación de filtros de algodón en los conductos de ventilación del vehículo.

A día de hoy, no se conoce una cura que consiga eliminar esta afección al 100%, tan solo existen algunos medicamentos con propiedades paliativas como pueden ser los medicamentos antihistamínicos, pero siempre deben ser recetados por un facultativo para evitar problemas de salud.

Escribe un comentario

Puedes usar: Etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>