Menú principal

Cómo guardar bien los medicamentos

guardar bien los medicamentos

Especialmente en los hogares con niños, guardar bien los medicamentos es esencial. En este sentido, nuestra casa siempre dispone de un botiquín de emergencia que, en todo tipo de circunstancias, debería estar alejado del alcance de los más pequeños de la casa. Guardar inteligentemente las medicinas nos permite, además, evitar que los productos caduquen. Hoy te vamos a proponer ideas para guardar las medicinas en casa y alejarlas de los ojitos y las manos de los niños.

Fuera de la vista

En nuestro país, se estima que más del 50% de las visitas a urgencias de pediatría tienen que ver con casos de niños que se intoxicaron por haber tomado medicinas de adultos. En este sentido, la Asociación Española de Pediatría reconoce que sólo los antitérmicos representan el 20% de estas consultas. Los expertos advierten de que no basta situar las medicinas fuera del alcance de los pequeños. En la medida de lo posible, es necesario situar el botiquín en un lugar que ellos no puedan ver. El interior de un armario puede ser un buen lugar para que sitúes el cajetín de los medicamentos.

Refuerza la seguridad

Que el botiquín tenga una llave que sólo esté en poder de los adultos es una buena idea. En la actualidad se venden cajas para almacenar medicinas con llave o, más sencillo, que cuentan con una sencilla combinación a modo de caja fuerte. Esto te dará agilidad en caso de necesitar ciertas medicinas de manera urgente y, a la vez, evitará que acaben en manos de quien no deben.

Cierra bien los envases

Mantener los medicamentos en sus envases originales y cerrarlos convenientemente son dos buenos consejos, ya que cuanto más tengan que manipular los recipientes los pequeños, más difícil se lo ponemos. En este sentido, todos somos conscientes de la poca paciencia que suelen tener los niños y cuantas más barreras tengan que superar para acceder a un medicamento, mucho mejor.

Da ejemplo

La conducta imitativa es clave en el desarrollo de un niño. Así, los pequeños tienden a repetir las conductas de sus papás o mamás. Recuerda que, mientras que es un niño a tu cargo, tú eres el encargado de administrarle las medicinas a tu niño o niña. Es por eso esencial que no te automediques y, aunque tu médico te haya recetado un tratamiento, que tus hijos no te vean tomando medicinas. Consumir medicamentos no es algo que debería ser asumido por los niños como algo habitual.

 

 

Escribe un comentario

Puedes usar: Etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>