Menú principal

Cómo poner la mesa de Navidad

mesa de Navidad

Ya estamos a un paso de las fiestas navideñas. Es momento de ultimar los detalles para que las veladas entre amigos y familiares sean perfectas. Una vez programados los menús que se van a degustar, es hora de pensar en cómo poner la mesa de Navidad: la decoración, la disposición de los invitados, la vajilla… Es fundamental diseñar un espacio bonito y cómodo para que las comidas y las cenas se desarrollen en el mejor ambiente posible. En este post, te contamos unos cuantos trucos para que triunfes en estas celebraciones.

El mantel es uno de los elementos protagonistas de las mesas navideñas. Es importante que aporte una nota de elegancia, así que es debes huir de aquellos con dibujos de Papá Noel y árboles de Navidad. Es preferible que sea de lino, de colores claros y tiene que cubrir la mesa hasta los pies. Las servilletas, a juego, se sitúan a la izquierda del plato. Es esencial colocar un protector, de modo que la mesa quede protegida. Para que los cubiertos luzcan impecables, un truco muy útil es pasarles un paño antes de ponerlos en la mesa. Se disponen en función del orden del menú, con los primeros que se vayan a usar en los extremos y los últimos más cercanos al plato.

El  orden de la cristalería

El orden en todos los elementos que están sobre la mesa de Navidad es de suma relevancia. Y la cristalería no iba a ser menos. La colocación correcta, de izquierda a derecha, es una copa para el agua, otra para el vino blanco y una tercera para el tinto. Asimismo, la copa para beber el champagne se situará detrás de éstas. También hay que prestar atención a la vajilla. Un error muy común es combinar piezas de juegos diferentes porque no hay suficientes para todos los invitados. Y el aspecto deja mucho que desear. Para añadir un toque sofisticado, puedes colocar bajoplatos.

La decoración es preferible que sea sobria y no demasiado grande para no entorpecer la comida o cena. Basta con ubicar un centro de mesa confeccionado con flores o frutas. Un aspecto que se suele descuidar en las mesas de Navidad es la iluminación. Si no es posible que reciba luz natural, es conveniente recurrir a luces que no tengan una gran intensidad. Pueden colocarse velas, pero hay que vigilar que no se produzcan accidentes.

Y, por supuesto, es esencial estudiar la disposición de los invitados en la mesa. El protocolo establece que lo correcto es que se sienten los hombres y las mujeres de forma alterna. Cada comensal debe tener, como mínimo, 60 centímetros de espacio propio. Con todos estos consejos, esperamos que tus celebraciones navideñas sean todo un éxito.

Escribe un comentario

Puedes usar: Etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>