Menú principal

Consejos para eliminar las polillas

eliminar las polillas

Las polillas son unos incómodos y voraces inquilinos de nuestros armarios. Estos insectos pueden causar verdaderos estragos, tanto en la ropa como en la madera de los muebles de casa. Te enseñamos, en HogarNauta, a prevenir, combatir y eliminar las polillas de manera sencilla y rápida.

Conoce al enemigo

Las polillas son insectos saprófagos que se alimentan de residuos y productos procedentes de otros seres vivos como la ropa, en el caso que nos ocupa. Cada polilla adulta es capaz de poner hasta un centenar de huevos. El ciclo de gestación y eclosión de éstos se desencadena en apenas una semana. Sólo son necesarios 90 días para que esa larva se convierta en un insecto adulto y desarrollado.

Más vale prevenir

Como diría Ramón Sánchez Ocaña, más vale prevenir la aparición de las polillas que lamentar sus estragos. Limpia bien la ropa antes de guardarla en el armario, especialmente si va a ser por mucho tiempo (por ejemplo, cuando guardes los jerseys en verano). La polilla tiende a atacar las prendas que llevan más tiempo sin lavar. Asimismo, no es una mala idea usar bolsas para guardar trajes y almacenar prendas al vacío. Así proteges tus jerseys, camisas y chaquetas y, además, ganas espacio.

Es necesario, además, que mantengas limpio el propio armario (repasa el mueble cada 3 meses) y libre de humedad.

Remedios naturales contra la polilla

Si hablamos de trucos para eliminar las polillas de los armarios y la ropa, el clásico entre los clásicos sería la lavanda. Basta con que rellenes un saco con esta planta lamiácea, lo cuelgues de las perchas o lo metas en los cajones y, por lo menos, evitarás la proliferación de las polillas. Otra idea es que hagas lo propio con saquitos de clavo o mondos de naranja y limón. Estos remedios no sólo mantienen a raya a la polilla sino que, además, refrescan y aromatizan tu armario.

Remedios químicos contra la polilla

Si no tienes lavanda a mano, ni quieres convertir el interior del armario en una pequeña frutería, los remedios químicos contra la polilla pueden ayudarte. El alcanfor y la naftalina son los más habituales y, asimismo, los que más fácilmente se pueden comprar en ferreterías, supermercados o ultramarinos. El diclorobenceno también es útil. Pese a su eficacia, estos remedios pueden ser tóxicos (el diclorobenceno, en concreto, irrita la piel) y, además, dejan un olor demasiado fuerte y característico en la ropa (el clásico ‘olor a ropero viejo’), por lo que sólo lo recomendamos en casos extremos.

Escribe un comentario

Puedes usar: Etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>