Menú principal

Consejos para envasar alimentos al vacío

comida al vacío

Envasar los alimentos al vacío es una de las mejores formas que hay para mantenerlos en un estado óptimo por más tiempo, dado que ante la ausencia de oxígeno, la oxidación de los mismos tarda mucho más tiempo en aparecer y más aún si metemos los alimentos al vacío en el congelador.

Se trata de una forma muy extendida de preservar los alimentos de forma adecuada, aprovechando cualquier sobra y teniéndola lista para cualquier momento, pero… ¿qué sabemos del envasado al vacío? ¿Sabemos verdaderamente cómo envasar?

Dependiendo del tipo de alimento que queramos envasar, debemos seguir una serie de pautas para que todo se mantenga correctamente durante más tiempo en el mejor estado posible.

Por ejemplo, si tenemos pensado conservar alimentos líquidos como sopas, purés o salsas, lo importante es tenerlos en un envase con cierre hermético y tapa. Después podremos envasar al vacío el recipiente con una bolsa especialmente diseñada para tal fin.

La comida preparada al vacío depende mucho de la clase que sean. Si son salsas que tengan una gran elaboración, deben consumirse en las siguientes 24 horas antes de que comiencen a perder sus propiedades. Pasados unos días lo recomendable es desecharlas.

Los platos como lentejas, arroz, pastas, etc., pueden conservarse unos cinco días y tras ese tiempo sucede lo mismo que con las salsas, pierden sus propiedades y los sabores y texturas tienden a empeorar bastante.

En cuanto a platos elaborados con pescado, carne o huevo, lo más recomendable es que no se pase de los dos días para su consumo, puede ser peligroso y producir diferentes reacciones.

Aquellos alimentos que estén envasados como los embutidos, aguantarán mucho tiempo, incluso si los congelamos, aunque lo mejor es dejarlos a temperatura ambiente dado que si se congelan y descongelan la textura no será igual de agradable.

Consejos para envasar al vacío

Solo debemos envasar al vacío aquellos alimentos que estén frescos o recién cocinados (siempre que estén fríos). Su temperatura de refrigeración deben ser lo más bajas posibles, entre los 0 y los 3 grados y si los congelamos, deberán estar entre los -12 y los -18 grados.

Etiquetar los alimentos envasados al vacío es mucho más que poner lo que lleva cada bolsa o recipiente, hay que poner la fecha de caducidad y también la del envasado y si se detecta una pequeña fuga en un producto envasado, lo mejor es desecharlo dado que puede que hayan entrado bacterias que hayan comprometido los alimentos.

Escribe un comentario

Puedes usar: Etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>