Menú principal

Cuándo usar colores neutros en la decoración del hogar

decorar con colores neutros

Una de las mejores formas de vestir las paredes de nuestro hogar, entre otros detalles, es con la elección de colores neutros, los cuales permiten ser combinados con prácticamente cualquier gama cromática, con lo que estaremos jugando con ventaja a la hora de decorar nuestra casa.

Además, parece que el otoño en el que estamos inmersos es una época del año que nos pide colores algo más lánguidos y tenues, lo que no equivale a hablar de tristeza o melancolía.

¿Por qué usar colores neutros en nuestro hogar?

Los colores neutros pueden ser vivos, así como clásicos y flexibles. Son la elección más adecuada para aquellas personas que no están seguras sobre qué color elegir para decorar el hogar, e incluso para aquellas que quieren buscar un buen equilibrio visual entre la gama cromática neutra de, por ejemplo, una pared y el mobiliario, más susceptible de tener colores más variados y vivos.

No importa si la casa tiene un estilo clásico o más moderno, en este caso, los colores neutros son una de las opciones más acertadas porque proporcionan elegancia y sutileza y nos permiten crear diferentes espacios con atmósferas de lo más variado, desde zonas repletas de energía y cálidas hasta espacios tranquilos y relajantes entre otros muchos.

Los colores neutros son verdaderamente polivalentes, capaces de adaptarse a cualquier espacio sin miedo a que nos equivoquemos e incluso podemos usarlos para resaltar algunos detalles decorativos que tengan tonos más fuertes, por ejemplo.

En este caso podemos crear muchas sensaciones diferentes en cualquier espacio de la casa, siendo muy recomendables  para zonas de estudio o de trabajo, dado que facilitan estas tareas gracias a la atmósfera que crean de equilibrio y armonía.

¿Cuáles son los tonos neutros más habituales?

Hay muchas personas que consideran que los colores neutros son el negro, blanco y gris y en parte tienen razón, pero realmente los colores neutros son aquellos que no compiten con cualquier otra cosa en un determinado espacio y combinan bien con otros tonos, por tanto podemos encontrarnos con beiges, cafés, algunos azules y verdes…

Gracias a un tono neutro en una pared podremos colocar marcos, estanterías, espejos, muebles y cualquier otro objeto de cualquier color sin miedo a que desentonase, lo que es toda una ventaja a la hora de decorar cualquiera de las estancias del hogar.

Ahora, gracias a la gran cantidad de opciones que tenemos actualmente en cuanto a colores, podremos jugar mucho más con nuestros espacios, con lo que decorar nuestro hogar será mucho más fácil y nos permitirá generar combinaciones de lo más variado, para poder conseguir ese ambiente que deseamos para cualquier estancia.

Escribe un comentario

Puedes usar: Etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>