Menú principal

El tesoro escondido de la gastronomía aragonesa

gastronomia aragonesa

La cocina española es, probablemente, una de las más ricas y variadas de todo el mundo. Además de por la gran variedad de productos que se cultivan en las distintas regiones y climas del país, la gastronomía española se beneficia de la diversidad cultural y de tradición existente en los diferentes puntos de la ‘piel de toro’. Y es que lo que comemos y la manera en que lo comemos son reflejos de lo que somos, de nuestra cultura e historia. En este sentido, hay pocas escuelas gastronómicas en España tan deudoras de la tradición y la historia de su propio pueblo como la gastronomía de Aragón.

La cocina aragonesa, pese a su riqueza y variedad, es aún un ‘tesoro’ escondido en España. Hoy en Hogarnauta, como si fuéramos unos Long John Silver culinarios, vamos a tratar de sacar a la luz ese ‘tesoro’ que es la gastronomía de Aragón.

Una tradición que evoluciona

En la actualidad, la oferta de restaurantes en Aragón que tratan de combinar tradición y modernidad en sus cartas es amplia. A día de hoy hay cinco restaurantes aragoneses con Estrellas Michelín: La Prensa, Lillas Pastia, La Hospedería el Batán, Las Torres y Bal d’Onsera. Además de la labor de los muchos (y muy buenos) restauradores de la zona, las diferentes publicaciones y medios especializados en gastronomía de Aragón hacen que esta cocina esté alcanzando el grado de popularidad que se merece.

Es el ejemplo de Gastronomía en Zaragoza, un blog en el que la pasión por el buen yantar y la cocina zaragozana y aragonesa en general  es verdaderamente contagiosa. Esta publicación está ‘comandada’ por Raquel Seral Galvez, reconocida como embajadora gastronómica por el Gobierno de Aragón, y ofrece reseñas de establecimientos o platos clave para entender la cocina de la región. El blog, como podemos ver en esta entrada, está abierto a la colaboración de hosteleros, restauradores, cocineros y aficionados a la buena mesa de Aragón.

El triunfo de la historia

La cocina aragonesa recoge tanto la influencia de la cocina norteña, más contundente, como ciertos matices de la gastronomía del Levante y Mediterráneo, creando una mezcla sorprendente y atractiva. Por supuesto, la zona del Ebro es tremendamente rica en trigales, almendros, huertas y cultivos de tomate, cardo, cebolla o borrajas, lo que aporta a los platos de la zona unas materias primas esenciales y de calidad. Por los campos de Aragón se crían cerdos para la producción del popular, untuoso y excelente jamón de Teruel y se desarrolla una importantísima actividad cinegética. No podemos olvidar, asimismo, la tradición aceitunera aragonesa, que tiene como producto estrella el aceite del bajo Aragón, sin duda uno de los más destacados del planeta.

Los mejores manjares

Si hablamos de la gastronomía aragonesa, probablemente el plato más popular para los de fuera de los límites de las tierras bañadas por el Ebro (con permiso del pollo al chilindrón) sea el ternasco, en sus diversas manifestaciones. Asado con patatas a lo pobre, con una delicada crema de bechamel o a la Pastora (receta de la que se tienen noticias ya en el siglo XII), este plato es una verdadera fiesta para los sentidos. Si, además, lo regamos con un buen vaso de vino Cariñena o Somontano (sólo dos de los excelentes caldos con DO de la región), la experiencia es plena.

Como apuntábamos anteriormente, la huerta tiene una amplia tradición en la zona. De la tierra aragonesa nace otro producto que ha marcado el devenir de su gastronomía; no es otro que la borraja. Esta verdura sirve de acompañamiento o elemento principal de un buen número de manjares, como el arroz con borrajas y almendras, los cardos con borrajas o la clásica y deliciosa crema de borrajas. Tampoco podemos olvidarnos de otros clásicos, como el bacalao a la baturra o ajoarriero, el conejo con chirigol y caracoles, las codornices a la rabia o las magras con tomate.

Escribe un comentario

Puedes usar: Etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>