Menú principal

Labores de jardinería en otoño

jardinería en otoño

Mantener en perfecto estado las plantas de interior y exterior y el jardín requiere de un trabajo constante. Con la llegada del otoño, es necesario realizar una serie de tareas específicas para lograr que tu rincón vegetal esté sano y luzca en pleno esplendor. Durante el mes de noviembre, es recomendable recoger las hojas que caen y, con ellas, hacer compost casero. El magnífico abono resultante del proceso de compostaje te ayudará a nutrir la tierra de tus espacios verdes.

Asimismo, es importante recolectar las hojas con una periodicidad frecuente, puesto que su acumulación puede provocar ciertas enfermedades en el sustrato al tener éste una menor ventilación. Debes redoblar los esfuerzos durante los días ventosos, que es cuando más hojas se desprenden de las ramas. Otra actividad esencial de jardinería en otoño que debes realizar es resembrar el césped en las zonas que presenten daños.

Es vital seleccionar el abono más adecuado, de modo que la hierba se regenere. También es aconsejable escarificar, técnica que consiste en arañar la superficie de la tierra con un rastrillo. Así, se elimina la capa de desperdicios vegetales que se acumula, con lo que el sustrato se airea y se minimiza el riesgo de la aparición de hongos.  Respecto a la poda, es preferible retrasarla hasta el invierno.

Espaciar el riego

El descenso de las temperaturas y el incremento de las precipitaciones que se produce en esta estación hacen que el riego no sea tan necesario. Por este motivo, debe espaciarse y, en caso de que las lluvias sean muy abundantes, suprimirse. Si en tu jardín tienes plantas que apenas requieren de agua (como los cactus), en tu calendario de tareas de jardinería en otoño debes incluir su protección. Basta con cubrirlas con un plástico para impedir que el agua penetre de forma excesiva y genere charcos, ya que así podrían sufrir daños.

Esta época del año también es propicia para plantar arbustos y árboles, aunque es imprescindible instalar contravientos para que el viento no perjudique su desarrollo. También puedes trabajar en tu huerta, ya que el otoño es un momento ideal para sembrar acelgas, lechugas, puerros, cebollas, zanahorias, habas y otros muchos vegetales.

Respecto a las plantas de interior, es fundamental que reduzcas el riego de manera progresiva para que se vayan acostumbrando a las condiciones climáticas que llegarán con el invierno. En este sentido, debes tener en cuenta el uso que haces de la calefacción para conocer la cantidad de agua que necesitan las plantas. Asimismo, es vital aprovechar la luz, ya que ésta se reduce durante los meses otoñales e invernales.

Escribe un comentario

Puedes usar: Etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>