Menú principal

Trucos para desatascar tuberías

desatascar tuberías

¿A quién no se le ha atascado alguna vez una tubería? Es una de las averías que ocurren con más frecuencia en los hogares. Es necesario tener cuidado para que los residuos no se adhieran a las cañerías e impidan el paso normal del agua. Pero, cuando el mal ya está hecho, hay que recurrir a ciertas técnicas para lograr desatascar tuberías. Si la obstrucción es leve, puede que baste con utilizar un desatascador. Una herramienta barata que debería estar presente en todas las casas para solucionar esos pequeños problemas de cañerías. Puedes encontrarlos en cualquier bazar o droguería.

En caso de que la tubería no se desatranque, habrá que probar con otro método. No hace falta echar mano de caros productos especializados. Para aliviar las tuberías que están algo congestionadas, puedes ir a tu despensa y arreglarlo con unos productos muy habituales en las cocinas. Se trata del bicarbonato sódico (o levadura) y el vinagre. Sustancias que desharán los restos alojados en la cañería y permitirán que el agua discurra con fluidez.

Mezcla efectiva

Para desatascar tuberías con estos productos, en primer lugar debes llenar medio vaso con el bicarbonato (también puedes usar sales de frutas o levadura química). Prepara la misma medida de vinagre. A continuación, tienes que poner agua con sal a hervir. Echa el bicarbonato sódico (más información sobre esta sustancia aquí) en el fregadero o el lavabo, procurando que caiga todo en la tubería. Es recomendable que realices este paso cuando la cañería esté lo más seca posible, de modo que el bicarbonato no se adhiera a las paredes.

Después, llega el turno del vinagre. Empezarán a salir burbujas, reacción que significa que la mezcla está haciendo efecto. Debes dejarla actuar durante un cuarto de hora, como mínimo. Pasado ese tiempo, tienes que verter el agua hirviendo en el orificio. El líquido terminará de ablandar los restos que estén almacenados en la cañería y la obstrucción estará solventada.

Si el taponamiento es más grave, será necesario efectuar una limpieza del sifón. Es la pieza en forma de S tumbada que se sitúa debajo del fregadero o lavabo. En ocasiones, se almacenan desperdicios (comida, pelos, grasa…) y hay que limpiarlos para solucionar el atasco. No es una operación difícil. Sólo hay que colocar un cubo debajo de él y girar la rosca que incluye. Cuando esté floja, el agua y los residuos acumulados caerán en el cubo. Luego, debes volver a apretar la rosca del sifón. Y tú, ¿conoces otros trucos para desatascar tuberías?

Escribe un comentario

Puedes usar: Etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>