Menú principal

Trucos para amueblar el dormitorio

amueblar dormitorio

Los seres humanos nos pasamos casi dos décadas y media de nuestra vida durmiendo. Dormir bien no es, afortunadamente, la única actividad que realizamos en nuestro dormitorio, pese a que el nombre de esta estancia de la casa prácticamente parezca confinar su uso a viajar al reino de Morfeo.  Sin embargo, el antes mencionado dato nos da una idea de la gran cantidad de tiempo que vamos a pasar en esta habitación a lo largo de nuestra vida. Es por esto que es más que necesario que, a la hora de amueblar nuestro dormitorio, nos sintamos a gusto con el espacio que hemos creado, con un ambiente cálido y funcional en el que practicidad, comodidad y estilo vayan de la mano.

Maneja con inteligencia la iluminación y el color

Por lo general, las habitaciones oscuras parecen más pequeñas de lo que son. Una correcta iluminación artificial y natural de la estancia ayudará a aumentar la sensación de amplitud. Pintar de blanco o azul y verde claro tu dormitorio puede ayudarte a incidir en esa sensación de amplitud, combinada con el efecto relajante que los colores suaves transmiten.

Muebles multiusos

Hacernos con camas que incorporen cajoneras en su parte de abajo nos aporta una gran cantidad de espacio y nos hace más sencillo el almacenaje, por ejemplo, de complementos (bufandas, gorras, cinturones…) o ropa de otra temporada. También es más que recomendable que, en la medida que tu presupuesto te lo permita, apuestes por la elaboración de armarios empotrados a medida, lo que te permitirá distribuir el espacio destinado a ropa y calzado de acuerdo con tus necesidades, ocupando mucho menos espacio.

Utilizar bancos alargados a los pies de la cama o cajoneras con tapa también es una idea inteligente para ganar espacio y puntos de almacenaje, algo muy necesario si los metros cuadrados no juegan a nuestro favor.

Separa y define espacios

Para amueblar el dormitorio también es necesario definir los espacios de uso que cada pequeña parcela del mismo va a tener. Por ejemplo, colocar un biombo entre la cama y la zona del armario ayuda a conseguir una elegante separación y compartimentación.

Todos estos consejos son útiles pero se engloban en una idea más amplia; un principio que debes seguir a la hora de amueblar tu dormitorio. Esta idea puede resumirse en sé fiel a lo que te gusta y a aquellos estilos y tendencias decorativas con las que te sientas más cómodo. Al fin y al cabo, nuestra habitación es nuestro sancta sanctórum y el lugar en el que el estrés y las prisas de la vida diaria desaparecen.

Escribe un comentario

Puedes usar: Etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>