Menú principal

Trucos para limpiar los cristales de la casa

trucos para limpiar cristales

Para muchas personas, el hecho de tener que limpiar cristales puede convertirse en una pesadilla, dado que no siempre quedan como se desea y pueden aparecer huellas, vetas o cualquier clase de marca, señal inequívoca de que no los hemos limpiado correctamente. En esta entrada vamos a proporcionaros algunos trucos para que la próxima vez que os toque limpiar los cristales los dejéis perfectos.

¿Cómo limpiar correctamente los cristales?

Quizá uno de los trucos más comunes a la hora de limpiar los cristales es utilizando vinagre en una disolución con agua, lo que hace que desengrase los cristales y además les de brillo, aunque antes hay que utilizar un paño de algodón que no deje ninguna clase de pelusillas. Si el cristal en cuestión tiene suciedad muy resistente, otra opción a utilizar es una solución a partes iguales de amoniaco, vinagre blanco y agua, con lo que se consigue una mezcla líquida que se evapora muy rápidamente pero que limpia a la perfección.

Algunas personas prefieren los clásicos limpiacristales de plástico con una goma, lo que da ciertas ventajas, como por ejemplo que no deja huellas, aunque no todo el mundo sabe cómo utilizar esta clase de herramienta correctamente, por lo que hay que practicar para conseguir los mejores resultados.

Si queremos brillo tanto en los espejos como en los cristales, en lugar de aplicar la solución a partes iguales de agua y vinagre blanco sobre un paño, lo haremos humedeciendo papel de periódico y frotaremos suavemente el cristal o espejo y posteriormente podemos dejarlo secar al aire libre o con un paño de algodón que no deje pelusa.

Otra de las muchas alternativas que tenemos a nuestra disposición para una buena limpieza de cristales es utilizar un trapo de algodón limpio con un poco de jabón, nunca demasiado porque después es muy difícil de retirar. Pasaremos bien el trapo por el cristal, pero iremos yendo por partes, es decir, primero por una zona y después secamos, pasamos a la siguiente y repetimos la operación. Parece que lleva más tiempo pero en realidad se hace en muy poco tiempo.

Si los cristales o el espejo tienen alguna clase de mancha se puede aplicar alcohol con un paño limpio de algodón, con lo que no habrá mancha que se resista. Para finalizar, podemos buscar lo más fácil y optar por los tradicionales limpiacristales en spray, los cuales deben ser aplicados y se dejan actuar durante unos minutos para que cree una película que eliminaremos posteriormente con un paño seco.

Escribe un comentario

Puedes usar: Etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>