Menú principal

Trucos para quitar arañazos en maderas de interior

trucos para quitar arañazos en maderas de interior

Quitar arañazos en maderas de interior puede ser un verdadero quebradero de cabeza para el amo o ama de casa. En efecto, el uso diario de nuestros suelos de tarima, mesas, armarios o puertas hace que, de manera inevitable, aparezcan antes o después las antiestéticas rayaduras y marcas. Hoy queremos darte una serie de trucos para quitar los arañazos en maderas de interior de modo sencillo, barato y eficaz.

Marcadores y cobertores

En el mercado hay diferentes marcadores con colores variados y apropiados para distintos acabados y materiales (roble, pino, sapele…). Sólo es necesario aplicar sobre la zona afectada, esperar a que el producto se seque y, una vez seco, aplicar una película de cera especial para maderas para que la zona no quede excesivamente mate y recupere todo su brillo.

Betún de Judea

Al igual que los marcadores antes mencionados, el betún de Judea es un producto ideal para reparar y corregir arañazos en maderas de interior de tipo superficial. Este producto está indicado para su aplicación en muebles de corte más clásico y rústico. Antes de comenzar el proceso de aplicación del betún de Judea, conviene que trates la zona con agua ligeramente templada y la dejes secar durante unos minutos. Este sencillo proceso permitirá que el producto se asiente mejor y el resultado sea más vistoso. Puedes aplicar el producto con un pincel fino sobre la zona afectada y limpiar el exceso de betún con sumo cuidado con un paño. Este producto es especialmente empleado también para dar a muebles un aspecto envejecido.

Productos para arañazos profundos

Como te hemos adelantado, el betún de Judea y los marcadores o rotuladores de cobertura sólo son plenamente eficaces en arañazos y marcas superficiales. Para otro tipo de desperfectos más profundos es preciso optar por soluciones diferentes.

En estos casos, la opción más recomendable es llevar el mueble a un restaurador, aunque si deseas hacerlo en casa, puedes intentar lo siguiente. Lija la zona afectada hasta dejarla lo más suave y uniforme que te resulte posible. Luego, repasa la zona con un trapo húmedo para limpiar impurezas y restos del lijado y espera a que se seque. A continuación, hazte con una pintura especial del mismo color que el mueble y aplícala con un pincel fino (nunca grueso o con brocha) a base de pequeños toques, hasta que la zona afectada esté cubierta.

Posteriormente repasa la zona con un paño seco y con cuidado, de cara a eliminar los excesos de pintura y conseguir un resultado más uniforme.

 

 

Escribe un comentario

Puedes usar: Etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>