Menú principal

Trucos para quitar manchas de sofás

quitar manchas sofás

El mobiliario de un hogar tiene que ser resistente, ya que su desgaste diario es muy grande. Debido a este uso continuo, los muebles y los textiles domésticos tienen unas elevadas posibilidades de estropearse por unos inoportunos lamparones. No hay que alarmarse, este problema que parece insalvable tiene remedio. Te lo contamos en este post, en el que vamos a enseñarte cómo quitar manchas de sofás. El tiempo es un factor fundamental a la hora de enfrentarse a la marca producida por un alimento o cualquier otra sustancia.

Cuanto antes nos pongamos manos a la obra, más probabilidades tendremos de eliminar manchas de los sofás con éxito. Hablamos de unas piezas del mobiliario en las que pasamos muchas horas al año. En ellos, comemos, bebemos, dibujamos… es decir, realizamos actividades potencialmente peligrosas para mantener la pulcritud. Ante todo, es importante distinguir con qué material se ha confeccionado el sofá.

Si se trata de cuero, la adversidad no es tan grande. En circunstancias normales, basta con limpiarlos con la ayuda de un trapo húmedo una vez por semana para retirar el polvo. En el caso de que haya una mancha, una toallita de las que usan los bebés puede solventar el conflicto. Si el lamparón es de grasa o vino, es esencial aplicar papel de cocina para absorber la sustancia antes de que se filtre. Para eliminar la tinta, lo mejor es recurrir a un remedio de toda la vida: agua y jabón. Si con esto no sale, puede emplearse una pequeña cantidad de alcohol.

Limpiar sofás de tela

Los sofás de tela son, sin duda, muy atractivos visualmente, pero su limpieza puede llegar a ser un calvario. Es recomendable aspirarlos a diario para evitar que se acumule el polvo y otros residuos. Cada cierto tiempo, en función de la intensidad de uso, es conveniente lavar las fundas si éstas se pueden retirar. En los sofás que no permiten esta opción, puede aplicarse una máquina de limpieza al vapor para acabar con la suciedad originada por la utilización de este mueble, protagonista de la mayoría de los salones.

Si tenemos la mala suerte de que aparezcan cercos indeseados, es vital quitar las manchas del sofá rápidamente. Hay que proceder a absorberlas, pero es fundamental evitar restregarlas. Después, un limpiamanchas en seco, idóneo para tratar los tejidos delicados, ayudará a borrar cualquier rastro. En definitiva, lo importante es disfrutar del tiempo que pasamos en nuestros sofás porque, como has podido comprobar, eliminar los lamparones no es una misión imposible.

Escribe un comentario

Puedes usar: Etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>